Posteado por: inaciio | 12 mayo 2009

La Corrupción

No faltará describirle lo que aconteció el pasado domingo 10 de mayo por la mañana y, en consecuencia, lo que ha sucedido durante estos dos últimos días.

Guatemala se ha visto inmersa en casi todo tipo de calamidades, de crisis y de complots, si así lo desea ver, pero nunca ha sido involucrada en uno que haya pasado arrasador por sus tierras y luego, que haya sido objeto de la corrección de su población y de las mismas tierras. Todo indicaba que seguiría así, que las oportunidades para demostrar la censura que mantenía el Estado pasarían desapercibidas ante los ojos de los guatemaltecos, y así se esperaba que fuera hasta ahora, momento en el que  la corrupción plantea un serio desafío de cambio para cada uno de los guatemaltecos que pretenden la justicia y que estarían realmente dispuestos a intervenir para que esta sí se aplicara, no sólo en el ámbito gubernamental, si no en el ámbito social, entre nosotros mismos.

No es tarde pueblo guatemalteco”, pero si no actuamos a favor de la transparencia, este prometedor país, lleno de emprendimiento e ilusión, podría  sucumbir ante los principios socialistas y marxistas (entre otras cosas) que ya se venían desde hace un buen tiempo ejecutando. Si la corrupción que ha presenciado Guatemala en el corazón de su Gobierno no induce al guatemalteco a obrar en dirección opuesta, bajo la luz de las virtudes platónicas y la concepción del estado aristotélico, déjeme decirle: el guatemalteco no funciona, y por lo tanto, podrá tomársele en cuenta como lo hace la mayoría con nuestro señor presidente, a quien nadie le debe las gracias por absolutamente nada y que constituye, con un montón más de altos funcionarios presentes en las distintas ramas de nuestro Estado, la distorsionada representación de las normas y de su ejecución.

Señores, Guatemala no es un país maduro, y ya que somos nosotros los agentes que conforman al país, ¿Sería igualmente acertado decir que nosotros somos quienes carecen de madurez, y por esto, nuestro nivel de tolerancia o de combate se ha desprestigiado y se ha corrompido?  Es cierto que el sector privado tiene una gran influencia estatal y que el nivel de corrupción presente tiene mucho que ver con la manera en la que se comporta tal sector en conjunto con el sistema político, pero ¿Qué hay de los que conforman el sector público?, ¿Acaso, se ven atracados por lo que sucede en el sector privado y debido a eso no desean involucrar constantemente y con mayor ímpetu con la que aparentan hacerlo? De igual manera, todos parecemos tener la capacidad de ser políticos. Todos parecemos dictar y aplicar las leyes a nuestro gusto y sabor, sin siquiera prever las consecuencias.

No, el guatemalteco morirá, por tener presente en su mente la transparencia con la que develó sus actos y con la que ejerció en cual ámbito fuese, pues no hay mejor sensación que aquella de saber que la corrupción no intervino por obra suya contra el bien que este mundo intentará de proveer siempre.

Posteado por: Angel Juarez | 7 mayo 2009

¿Extraterrestres?

De seguro llevamos años y años oyendo sobre “seres inteligentes” fuera de la tierra. Es seguro también que dudes acerca del tema, o que lo afirmes ciegamente.

 a83-1

Pero, ¿qué sabemos acerca de ellos? ¿Podríamos acaso negar rotundamente su existencia? Los círculos en los campos de trigo ¿Son marcas de naves aparcadas?

Los Objetos Voladores No Identificados ¿Son naves extraterrestres?

Las pirámides ¿Será posible que las civilizaciones antiguas como los mayas o los egipcios, no hayan tenido la tecnología suficiente para hacerlas por ellos mismos, y son la muestra de una antigua alianza con los alienígenas?

La prehistoria ¿Serán reales las imágenes de pintura paleolítica en las que se ven platillos voladores?

¿Es defendible su existencia basándose en la infinidad del Universo? ¿El hombre se convierte en un egoísta al mostrarse escéptico en el tema?

El gobierno de los Estados Unidos ¿Acaso posee tecnología alienígena? ¿Tendrán conocimiento desde 1947 de la existencia de las visitas de los alienígenas?

 

¿Y el caso Roswell?

¿Son todas las anteriores muestras tan sólo simples invenciones del hombre? ¿Será un tema para mantener a la humanidad en una constante controversia?

Contesta la encuesta de la izquierda si crees o no en la existencia de vida afuera de la tierra

Posteado por: Angel Juarez | 28 abril 2009

¿Crisis?

Desde el año pasado se ha venido hablando que el mundo entero está pasando por una gran crisis: “la más grande de la historia”. Este es el tema de casi todas las conversaciones, en cualquier sitio donde se esté ahí estará el tema de “la crisis” agitando los brazos por ser atendido. Pero, ¿De verdad estamos en una “crisis”?

Hace algún tiempo, me contaban que un mendigo al que le preguntaron que pensaba de la crisis, contestó: “la crisis es para los ricos, los que no tenemos dinero no podemos tener crisis”. ¿Será que la crisis está en la mente de las personas? ¿Será que en realidad es el pesimismo de la gente lo que tiene a la humanidad como está?

Algo que es inminente es que hay escasez de empleo, pero, la necesidad de trabajadores sigue estando. Con esto del desempleo, vemos la ironía de, en lugar de ahorrar y no comprar mucho, hay que comprar para evitar que el mismo desempleo sea mayor.

Recuerdo que cuando se empezó a comercializar los grandes juegos pirotécnicos en las épocas navideñas (hace unos 4 años aquí en Guatemala), la gente decía algo así como: “¿cómo puede la gente quemar su dinero? ¡Si estamos en crisis!”. Esto no nos demuestra que, al menos desde antes, la crisis si estaba sólo en las mentes de la gente.

Cuando hice “pública” (se lo conté a alguien más) mi hipótesis, esta persona me explicó desde su ámbito como había surgido la crisis. La crisis empieza por una especulación (ya lo decía alguien en un comment), y gracias a esas especulaciones la gente se ha ido “tragando el cuento” que estamos en crisis y esto crea una psicosis “(…) y entonces si: hay crisis”

Podemos ver por otra parte, que las posibles causas son simples suposiciones, nadie tiene con certeza el origen, el núcleo de la crisis. Aunque alguien pudiera decirme, o si yo encontrara, la verdadera razón, esto no cambiaría las cosas.

Buscando acerca del tema, encontré algo interesante en almudi.org. Decía que la clave de la crisis está en aquello que, entre otros rendimientos, constituye el fundamento de una ética seria, es decir, no manipulada por quienes han de aplicarla, no sectorializada ni especializada ya que ética, como madre, no hay más que una.

El núcleo de la crisis es antropológico (para no pasarme y decir: ontológico). Y consiste en el olvido de que el origen de todo valor económico estriba en el trabajo. Con una precisión clave: el trabajo humano es ante todo conocimiento. Han castigado nuestros oídos con el sonido de la sociedad del conocimiento.

Por lo tanto, no hay que ir cabizbajo con un rótulo colgado al cuello que diga “Una ayuda por favor, estamosen crisis”. Hay que hacer que esto cambie, y cosas como estas son de las que cambian adentro de uno, que cambian con una decisión interior firme. No nos dejemos llevar por los comentarios pesimistas de la gente, y recordemos que, como dijo A. Einstein: la crisis trae oportunidades.

Posteado por: inaciio | 25 abril 2009

El Chapín, por razones tribales…

Hoy me han dicho: “Que poco patriota… no parecés chapín”.

Nací en Guatemala. Soy quien soy porque me he formado, principalmente, aquí en Guatemala. Tengo claro concepto, entonces, de lo que es un chapín, y un chapín es aquel que habla con el corazón en la boca, despreciando toda semántica y formalidad, pero aun así cumpliendo cual fuese su cometido: llamar la atención, describir los defectos y/o cualidades de quien fuese, dar a conocer sus más intrínsecas características, etc. También, el chapín es por su forma de ver la vida, la cual no discutiré por mostrarse, ante mis ojos por lo menos, como una de las más complicadas y variables dentro de la sociedad latinoamericana. Pero sobre todo, el chapín es el nacido en Guatemala, aquel que le vive a flor de piel, quien le conoce como la palma misma de su mano y quien le habla con sentimiento de orgullo en cada oportunidad que se le presenta. El chapín es el patriótico, punto.

No necesita una forma de gobierno para manifestarse (si se pudiera denominar sería nacionalismo) y como ya he dicho, ningún tipo de medio como lo ha llegado a ser el lenguaje formal, que separa gente entre castas y tierras inclusive. No, el chapín está hecho de colores, es atractivo al oírle y al tenerle a la par jactándose de su alrededor o dormido en la infinitud de las ideas, por decirle así. El chapín es de pura originalidad, es la esencia de toda concepción que se tiene sobre el hombre. Sólo el chapín puede en Guatemala.

Así que, en respuesta a quien me ha dicho, (que no leerá esto seguramente) he de decirle que no intente ni siquiera una vez más llamar un auténtico chapín un impostor, un falso, una mentira, y menos si quien ha de decirlo ha tenido la desgracia de habitar en tan excelso país sólo por tres años. “¡Qué no enciendan la llama del Altiplano y del Oriente!” Que digo que un chapín es quien es, y casi he de olvidarlo, por lo volátil y dispuesto a defenderse a si mismo y a su tierra.

Llamamos al chapín, a usted que lee esto, a que se defienda por el bien último de su país: por la P A Z. Y no quiera decir esto que usted, al ver al extranjero pisando nuestra tierra , le haga de vuelta a su tierra madre por especulación suya a que intervenga amorlmente en las acciones de Guatemala, no; esto debe incitarle a preservar los varloes que dictan al guatemalteco por encima de cualquier tabú o excpectativa cultural. Convierta a aquellos que violan las leyes, a los que perseveran por el mal y a los que lo buscan todo ménos aquel casi utópico fín. Sea usted el factor de cambio en medio de su comunidad. Sea usted un chapín con ganas ¡ánimo!

Posteado por: Angel Juarez | 21 abril 2009

Religión: ¿Creencia o Tradición?

Hace un par de semanas, celebrábamos la fiesta de mayor importancia de la Iglesia: La resurrección de Cristo, precedida por toda la semana, en la cual se recuerda la pasión y muerte. En Guatemala, año tras año, se pueden apreciar las ya tradicionales procesiones, las cuales, son vistas por varios guatemaltecos, y uno que otro extranjero, que vienen a ver el “espectáculo”. También vemos a miles de feligreses muy entregados a esta devoción. Pero esto me puso a pensar: ¿será que lo que realmente importa es mantener la tradición, esa costumbre que lleva generaciones? ¿O acaso, después de todo, hay una creencia, una Fe, que es la que nos mueve a hacer estas cosas?

Debemos tomar en cuenta que los signos visibles nos mantienen, nos recuerdan, y nos ayudan, a vivir o sentir corpóreamente algo inmaterial (como el amor o la devoción a Dios). Yo estoy muy de acuerdo con tener signos visibles, pero: ¿Realmente todos los usan como debe ser? ¿O simplemente se dejan llevar por la majestuosidad de una escultura, o de una marcha?

La religión, usualmente es cultivada en nosotros por nuestros padres, desde que somos pequeños. Y estando así de pequeños, tan sólo repetimos y repetimos las oraciones, poco a poco vamos entendiendo esas oraciones, y luego las usamos para lo que fueron hechas: para ayudarnos a orar.

Muchas de las personas que año con año cargan “devotamente”, fueron haciendo esa costumbre porque había algún ser querido que lo hacía, porque los papás lo vestían de “cucurucho” (persona vestida con un traje negro o morado, que carga en las procesiones) desde que tenía tres años, e iba a cargar en la procesión de niños.

Tampoco podemos ser absolutistas, ya que no podemos negar, que estos signos, han ayudado a la gente a vivir mejor la Semana Mayor, y que han acercado a mucha gente a nuestra Fe, que habrán miles de conversos gracias a estas cosas, pero que nuestra creencia no quede sólo allí, que nos apoyemos en la tradición para hacer eco de nuestra Fe, y hacer así más efusiva la vivencia de estas fiestas.

El joven, el agente con mayor preponderancia en cuanto a la transformación de las costumbres y los valores de una cultura en particular. Como consecuencia de su inevitable deseo de construir una identidad propia, suele mostrarse casi siempre en contra de algunos de los valores sostenidos (y sometidos) por sus padres y por las generaciones pasadas, generando graves conflictos intrafamiliares. Y si tal actitud es de mantenerse a largo plazo, podrían incluso surgir conflictos socioculturales. Este hecho, definitivo en el hombre y en la mujer, marcará el posible progreso que podrá tener tanto una comunidad como una nación entera. Entonces sí, el joven que se hace hoy será, irremediablemente, el mañana del pueblo.

Guatemala y su política corrupta“, “Guatemala y su crisis económica“, “Guatemala y su creciente problema de tránsito“, pero sobre todo, el guatemalteco debería considerar “Guatemala y su juventud pervertida” (entiendase una degeneración en
general, no algo puramente carnal)
. Las esperanzas de aquellos quienes producen y ejercen en el ámbito laboral están puestas enteramente en nosotros, los jovenes, quienes nos vemos muy de vez en cuando asumiendo una actitud contracultural y desinteresada. Y sí, somos capaces de dar cuenta de nuestros errores y rectificar, pero que “buen ejemplo” podríamos recibir de una sociedad igualmente tergiversada, la misma sociedad que nos ha concebido y que, en cierta medida, nos ha o no alentado a producir. No nos excusemos diciendo: “Eso no representa un problema aquí en Guatemala, si no mire a los jovenes americanos…” pues el fracaso de hoy puede acabar por completo con cada un de los ideales fundados sobre la ética e impresos en cada uno de nosotros, en cada ser humano, y será mayor la devastación que probocará este problema definitivamente.

Así que no es de esperar que un hijo se convierta en una patán cuando en casa se le ha tratado de la manera más pueril y soez. Las replicas que tendrá aquel niño en su adultez no serán más que la representación de aquellas vivencias durante su infancia, periodo de inmensa importancia en la vida del ser humano, momento en el cual corregirle implicará hacerle o no hacerle un buen hombre. Por esto, introducirle al niño valores y un criterio tendido sobre la moral, se ha convertido en el propósito de toda institución educativa y de todo padre de familia.

A fin de cuentas, si una manzana cae no muy lejos del árbol, existe aún la posibilidad de hacer que la semilla, luego de que se deterioren los demás componentes del fruto, se desarrolle hasta convertirse en un tronco derecho, a razón de que crezca ascendentemente y no de otra manera, proveyendo así sombra a quien la necesita.

dibujo

Posteado por: Angel Juarez | 25 marzo 2009

Acerca de la Situación Actual en Guatemala

Si eres de este bello pero opacado país, de seguro te haz enterado de lo que aconteció el día de ayer. Si no lo eres, y no te haz enterado aún, desde hace algún tiempo, los hechos de violencia han llegado hasta la altura de asesinar a pilotos del transporte urbano. Esas personas que dedican su vida a transportar a personas que no tienen los recursos suficientes para moverse en vehículo propio. Estos ataques han ido colmando la paciencia del pueblo, hasta ayer, que estallaron en cólera algunos compatriotas.Nuestro querido presidente, se ha llenado de paranoia diciendo que esta “inestabilidad” es obra del crimen organizado que “los anteriores gobiernos han dejado entrar en nuestro país”.

Muchos piensan que debería de haber una especie de limpieza social. Mientras iba en el carro de camino a mi casa, en la radio se escuchaba una platica que tenían los locutores del programa, que decía: “no podemos intentar enseñar a no matar, matando. Es como intentar enseñar a no robar, robándole la cartera a otros”.

Si despreciáramos eso, recordemos que en los tiempos donde el socialismo estaba en su plenitud, se solía hacer esto, pero, ¿Cuántas personas inocentes murieron? ¿Es justificable acaso el conocido dicho de “justos pagan por pecadores?

Desde hace ya algún tiempo, logré determinar que no se puede juzgar a una persona sin conocerla completamente, y aún que fuera así, tendríamos mucha probabilidad de equivocarnos. Por esto mismo se daba el error de matar a las personas que no tenían nada que ver en este asunto.

Deberíamos de aprender a educar a la gente, y algo que ayudaría mucho, es no poniendo este tipo de soluciones. Ya que existen otras muchas muy acertadas, pero la más fácil es exterminar a estas personas ¿No era acaso esto lo que quería Hitler? ¿No es por esto que se le ataca constantemente?

Hitler quería una “raza perfecta”, pero estaba equivocado. ¿Nos convierte esto en un Hitler de la actualidad?

Posteado por: inaciio | 25 marzo 2009

La Tentativa y el Camino

No hace mucho desde la última vez que camine sobre la Luna. Iba por todo crater y por toda colina, hasta que ví a una anciano. El anciano me vió en ese instante. Me vió y le ví de nuevo. Sorprendido por haberle encontrado, le pregunté:

“Y usted, ¿qué hace aquí?”

Altanero, me repondió:

“Contemplo lo que desde la Tierra no se contempla. Me busco en cada estrella y trato de verme reflejado en el Tao, que me contiene por completo”.

“¿El Tao?”

Me vió a lo ojos fijamante y respondió:

“Sí, el Tao. Desde aquí es más fácil contemplarle, no en su totalidad, sin embargo, es lo que mejor se ve desde aquí”.

Quedé perplejo ante la propuesta. ¿Tao? ¿qué Tao? Y pregunte:

“Pero si no puede conocerle por entero, ¿por qué está aquí, donde usted es capaz, únicamente, de percatarse de la inminente presecencia del Tao?”.

Se detuvo en mi mirada por un momento. Giró, entonces, para encontrarse con la esfera azul que rozaba con el horizonte pétreo de la Luna y que brillaba en contrasta con el oscuro infinto. Le admiró y me dijo:

“El Tao que puede conocerse no es el Tao. La sustancia del Mundo es sólo un nombre para el Tao. Tao es todo lo que existe y puede existir; el Mundo es solo un mapa de lo que existe y puede existir”.

No le pregunté más, me dí la vuelta y me marché a mi hogar en aquel Mundo descrito tan despectivamente por el anciano. Pensé yo.

Mientras me dirigía a mi hogar, en el camino de vuelta, quedé fuertemente tentado, tentado a regresar, tentado a sentarme y tentado a apreciar el Tao.

Yo, seguro, apreciaría el Tao, lo habré de hacer, pero…¿qué Tao apreciaré?¿qué camino? ¿el sendero que tengo por delante quizá, o a caso, el que hoy no puedo ver? Entonces, ¿qué Tao?

Posteado por: Angel Juarez | 24 marzo 2009

Here We Go

Este blog ha “nacido” de otros dos blogs: Los papás de este blog. Los autores de las entradas que le seguirán a esta, han empezado con sus propios blogs, y han decidido unir fuerzas para escribir en lo que será, algún día, la semilla del cambio. Disfruta las entradas, deja tus comentarios, danos tus sugerencias, haz tus propios “gritos a la sociedad”, nosotros nos encargaremos de escribir sobre ellos…

Categorías